top of page
277252537_114985341148596_4585047532868599464_n (1).jpg

México y el mundo.

  • Foto del escritorRedacción

Trabajadores del IMSS en Oaxaca denuncian despido injustificado tras sufrir hostigamiento laboral

Acusan al jefe de Servicios Administrativos del IMSS y al titular del área jurídica por iniciar investigaciones laborales que concluyeron en menos de una semana, sin respetar su derecho a la defensa, ni valorar las pruebas que presentaron a su favor



Martha Sofía Bautista Cruz y Ruberit Rauz Flores denunciaron que fueron despedidos de manera injustificada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca, tras sufrir hostigamiento laboral por negarse a firmar documentos relacionados con obras y servicios irregulares e inconclusos.


Su despido ocurrió hace un año y acusaron al jefe de Servicios Administrativos del IMSS, Moisés Bailón Jiménez, y al titular del área jurídica Silverio Román Velasco. Ambos servidores públicos, explicaron, iniciaron el hostigamiento laboral a través de investigaciones laborales que concluyeron en menos de una semana y no se respetó su derecho a la defensa, ni valoraron las pruebas que presentaron a su favor.


La denuncia de estos dos trabajadores, coincide con el “modus operandi” que denunció un grupo de trabajadoras que afirmaron que han sido víctimas de acoso laboral y sexual por Moisés Bailón, con la colusión de Silverio Román.


Hasta el momento, el Jefe de Servicios Administrativos del IMSS no ha respondido sobre las acusaciones en su contra; mientras que el titular de la institución en Oaxaca, Julio Mercado Castruita, ha circulado en redes sociales una imagen en la que afirma que “se refrenda compromiso de salvaguardar derechos y entornos libres de violencia y hostigamiento”.


Martha Bautista tenían 22 años como trabajadora al momento en que fue despedida. En entrevista con EL UNIVERSAL, relató que se desempeñaba como Subdirectora Administrativa hasta el 23 de febrero de 2023 del Hospital General de Zona número 1 “Dr. Demetrio Mayoral Pardo”, cuando se le inicia una investigación laboral y en ella se le establece la falta de “pérdida de la confianza”.


Esta investigación, precisó, se abrió en su contra cuando se negó a seguir las instrucciones de Moisés Bailón en la que se le ordenaba firmar o autorizar el pago de facturas por trabajos que no se habían realizado en el hospital o que aún estaban inconclusos, para que pese a ello, se pagaran.


“Cuando mi postura como Subdirectora de esa área es salvaguardar los intereses del instituto para ofrecer los servicios de Salud que merece cada uno de nuestros derechohabientes. Al negarme a firmar era indicación tras indicación, llegaron al momento de que nos prohibían tener el uso del teléfono, nos pedía antes de entrar a una reunión, supuestamente porque tenía temor a ser grabado, así lo manifestaba”.


Esas facturas, dijo, se refieren a trabajos de ampliación del hospital, la creación de aulas, trabajos de plomería y electricidad, y otros trabajos que implican tener el hospital en buenas condiciones; pero esas obras no se entregaban en las fechas estipuladas y la indicación era firmar la autorización de pago, aunque no estuvieran concluidas.


El hostigamiento laboral no sólo se ejerció contra ella, sino también a sus compañeros de trabajo que formaban parte de su área, como ocurrió contra el Jefe de Conservación y el Jefe de Abasto del hospital.


La negativa a firmar provocó que Moisés Bailón a través del jurídico Silverio Román le iniciara una carpeta de investigación laboral por cuestiones, afirmó, que rayan en lo absurdo. Por ejemplo, por la ubicación de un contenedor de basura, por un bulto de cemento que se encontraba en un acceso a las instalaciones, el cual se colocó momentáneamente en ese lugar por las obras que se realizaban en el hospital, y por adecuar un espacio para colocar la ropa y sábanas limpias del hospital en tanto se concluían las obras de restauración del módulo de lavado.


Después, dijo, se llevaron todas las facturas y documentos relacionados con las compras y contratación de servicios realizadas en enero de 2023.


A los pocos días, la acusan de no cumplir con el procedimiento para estas adquisiciones o contratos. Sin embargo, aunque presentó las pruebas de que se cumplió con cada uno de los procesos, la respuesta fue que “era ocioso” revisarlas y de esa manera se le despidió por “pérdida de la confianza”.



3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page