top of page
277252537_114985341148596_4585047532868599464_n (1).jpg

México y el mundo.

  • Foto del escritorRedacción

Operaciones menores a $100 mil, más vulnerables a lavado


Ciudad de México. Las operaciones que se realizan en el sistema financiero por montos menores a 100 mil pesos resultan las más vulnerables a estar involucradas en temas relacionados con fraudes o con lavado de dinero, reveló un informe publicado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).


De acuerdo con la Evaluación nacional de riesgos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, un reporte fechado el primero de diciembre de este año, indicó que la mayoría de las reclamaciones por fraudes presentadas ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) son por montos menores a dicha cantidad.


El mayor número de reclamaciones se localiza en montos menores de 100 mil pesos, lo que permite suponer que existe una falta de supervisión y vigilancia en las operaciones que se localizan en dicho umbral, precisó el reporte de la SHCP.


Estas reclamaciones, apuntó, provienen principalmente del producto de tarjetas de crédito, que tan sólo en 2021 tuvieron un incremento de 465 por ciento si se compara con las presentadas en 2019, año previo a la pandemia.


Las tarjetas de crédito o de servicios constituyen la décima actividad más vulnerable a caer en temas relacionados con el lavado de dinero.


Al mismo tiempo, explicó el reporte, el comercio electrónico ha evolucionado y también supone un riesgo para que la delincuencia organizada haga transacciones en el sistema financiero mexicano.


Según el reporte, las operaciones que se realizan por medio de los fraudes más comunes, como son el robo de identidad, el uso indebido de tarjetas por parte de terceros, los correos y los mensajes falsos, las páginas de Internet apócrifas, entre otros, tienden a estar relacionadas con temas de lavado de dinero.


Detalla que de 2019 al primer semestre de 2022, periodo en el cual se realizó dicho documento, tan sólo los bancos que operan en el país enviaron más de 5 millones de alertas a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para supervisar operaciones que pudieran estar relacionadas con las actividades vulnerables a lavado de dinero.


Y si bien, expuso, cada vez hay mayor prevención por parte de los sujetos obligados a reportar cualquier alerta relacionada con el lavado de dinero, las entidades del sistema financiero continúan como instituciones de alto riesgo, sobre todo los bancos cambiarios, las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, las Sociedades Financieras Populares y los bancos de inversión, entre otras.



2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page