top of page
277252537_114985341148596_4585047532868599464_n (1).jpg

México y el mundo.

  • Foto del escritorRedacción

Ministros de la Corte que rechazan elección por voto popular son como Porfirio Díaz: AMLO

Dijo que si el argumento de las ministras Margarita Ríos Farjat, Loretta Ortiz Ahlf y Alberto Pérez Dayán es que se requiere un perfil especial, “lo llevaría a que sea electo por una especie de consejo de sabiondos, consejo supremo de eminencias y no el pueblo"


CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Si a esas vamos no se podría elegir al presidente de México”, respondió el presidente Andrés Manuel López Obrador a tres ministras que indicaron que es inadecuado el proceso de elección popular de los integrantes del Poder Judicial; también comparó su postura con un planteamiento de Porfirio Díaz.


Dijo que si el argumento de las ministras Margarita Ríos Farjat, Loretta Ortiz Ahlf y Alberto Pérez Dayán es que se requiere un perfil especial, “lo llevaría a que sea electo por una especie de consejo de sabiondos, consejo supremo de eminencias y no el pueblo o que lo eligieran los oligarcas ya de manera descarada, y que no pensaríamos en la democracia sino en la oligarquía que es el gobierno de las minorías para las minorías y no la democracia”.


López Obrador seguró que en el Poder Judicial predomina la corrupción, por lo que hace falta limpia que se daría con una reforma constitucional para la elección popular de sus integrantes.

“¿Cuál es mejor método para limpiar un poder deshonesto? Pues con la democracia, preguntarle al pueblo qué opina y consultarlo; y se puede equivocar el pueblo, pero se equivoca mucho menos que los que tienen intereses creados, claro que se equivoca menos que el potentado o el influyente o el académico intelectual del régimen acomodaticio y sometido”.

Cuestionó: “¿Cómo no se va a elegir a los jueces, magistrados, ministros?”, si existen procedimientos para elegir a autoridades locales como presidentes municipales, gobernadores; y federales como diputados, senadores y al presidente de la República.

“Hay que reunir ciertos requisitos hasta la edad, desde luego no tener antecedentes penales y otros requisitos. Es lo mismo”, además tener como profesión la abogacía, “tantos años de haber egresado de una escuela de derecho, tiene que haber demostrado en su trabajo en el sector privado, público haberse desempeñado con honestidad, tener experiencia en cuanto a la impartición de justicia. En fin, se ponen todos esos requisitos y ya se elige”, indicó.

Después respondió directamente a las ministras que se manifestaron en contra de su propuesta que “eso que plantean, con todo respeto, los actuales ministros, es como la pregunta de Creelman a Porfirio Díaz que si ya estaba el pueblo de México preparado para la democracia y demagógicamente Porfirio contestó que sí, aunque de inmediato en el periódico oficioso del Porfiriato llamado por cierto El Imparcial empezó a hablar de que Porfirio era necesario, que para qué había democracia si lo que importaba era la paz y el progreso. Y Porfirio no cumplió porque volvió a ser candidato con la misma excusa de que se lo pedían porque iban los sectores banqueros, inversionistas a pedirle que no se retirara porque él era el único que garantizaba el progreso y la paz”.


Al afirmar que es algo parecido al planteamiento de Ríos Farjat, Ortiz y Pérez, dijo que tienen derecho a dar su punto de vista, lo cual es bueno y muy interesante.


Añadió que deben saber que antes la población elegía a los integrantes del PJ, incluso al fiscal general.

“No hay ningún problema, lo que les cuesta mucho a ciertos sectores es entender que el pueblo es el soberano, es el que manda y que no puede haber un sistema político dominado por una élite que además el pueblo es sabio. Muchas veces saben más que nosotros, tienen un juicio práctico que funciona muy bien, un instinto certero que a veces no lo tienen los de más nivel académico. No tienen sensibilidad y sobre todo no tienen amor y respeto al pueblo”.

Se trata de un proceso de transformación y es necesario saber qué opinar la gente, dado que para lograr esta reforma constitucional se tiene que aprobar en el congreso con mayoría calificada.


Al asegurar que hay excepciones, dijo que en general en ese poder hay quiene “hacen y deshacen, además con un pensamiento muy conservador, reaccionario. El derecho es un instrumento para atender a minorías. Puede que estén muy cerca del derecho pero muy distantes d la impartición de justicia”.


Ejemplificó los casos en los que dan “libertad a los que roban incluidos a los de cuello blanco”, además de integrar también a personas cercanas al exsecretario de Seguridad en el gobierno de Felipe Calderón, Genaro García Luna.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page