top of page
277252537_114985341148596_4585047532868599464_n (1).jpg

México y el mundo.

  • Foto del escritorRedacción

Mantienen protesta mujeres policías en Campeche por falta de pago


Cincuenta integrantes de la agrupación “Mujeres Valientes” de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana de Campeche (SPSC) que se mantienen en protesta desde hace 45 días se manifestaron este mediodía en el palacio de gobierno, pues arbitrariamente les suspendieron el pago de sus sueldos.


Las mujeres policías acudieron en primera instancia a la sede alterna de la SPSC, ubicada en la Academia de Policía, para que les informen las razones del castigo, pero no las dejaron ingresar. Elementos leales a la titular de la dependencia, Marcela Muñoz Martínez, les cerraron el paso y las agredieron de manera verbal.


Inconformes por el trato, se trasladaron a palacio de gobierno, donde interceptaron el secretario de Finanzas, Jezrael Larracilla Pérez, quien justificó que el 100 por ciento de los cheques de todos los policías fueron remitidos a la SPSC y dijo desconocer la razón del retraso en los pagos. Sugirió que por ser este 1 de mayo día inhábil, será hasta el jueves cuando pueda normalizarse la situación.


Larracilla Pérez también confirmó que hasta el momento no se le ha notificado oficialmente el cese de siete de los líderes del movimiento, a quienes desde hace un mes no se les paga su sueldo, y quienes según un comunicado de prensa de la SPSC difundido el pasado 24 de abril, fueron cesados definitivamente por la Comisión de Honor y Justicia. “No he recibido ninguna notificación oficial, todos los cheques del personal de la policía han salido puntualmente” agregó.


Los inconformes se mantuvieron en plantón en palacio de gobierno, y un grupo de “mujeres valientes” estalló en llanto porque dijeron que no tienen dinero para el sostén de sus familias. “No hemos dejado de trabajar y no es justo que dejen sin el sustento a nuestros hijos”.


José Alejandro Grajales Chab, uno de los 7 policías que fueron cesados, indicó que a raíz de que los amenazaron con cárcel por portar uniformes e insignias oficiales, dejaron de utilizar la vestimenta de la corporación a pesar de que no han sido notificados oficialmente de su despido. “Estamos procediendo por las vías legales ante las arbitrariedades y abusos de nuestras autoridades”.


Los quejosos calificaron como mentirosa a la gobernadora Layda Sansores, quien presume en sus discursos que aumentó el sueldo a los policías y que supuestamente ganan 13 mil pesos lo cual es falso ya que sus emolumentos quincenales son de 5 mil 800 pesos.


Los manifestantes dijeron que a pesar de estos actos de represión y de las arbitrariedades, no se van a rendir y van a continuar en la lucha por tiempo indefinido.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page