top of page
277252537_114985341148596_4585047532868599464_n (1).jpg

México y el mundo.

  • Foto del escritorRedacción

México se queda sin agua: 71% del territorio tiene presión hídrica, afirma la UNAM.

En la última década, las sequías en territorio nacional han aumentado en frecuencia, intensidad y duración. De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) tan solo en 2021, se registraron 8 mil 491, de las cuales 71 por ciento fueron severas, 26 por ciento, extremas y 3 por ciento, sequías excepcionales. Lo anterior implica que en una gran parte del territorio está bajo un alto o muy alto grado de presión hídrica, lo que pone en riesgo el abasto para las nuevas generaciones, alertó el coordinador Técnico de la Red del Agua UNAM y director del Centro Regional de Seguridad Hídrica, Fernando González Villarreal, en un comunicado emitido por la casa de estudios. Durante la conferencia Perspectivas del agua en México ¿Crisis hídrica?, organizada por el Seminario Universitario de la Cuestión Social (SUCS), el experto hizo un llamado a cambiar el paradigma sobre el uso del agua en el que se garantice el acceso al recurso hídrico tanto a personas como a ecosistemas, incluso ante a fenómenos meteorológicos extremos como las sequías, pero ¿cómo lograrlo? González Villareal ve una respuesta en la relocalización de las actividades económicas. Explicó que las lluvias en México presentan una gran variabilidad tanto en los lugares como en las temporadas en las que se registran. El 72 por ciento de estas suele concentrarse en cuatro meses -de junio a septiembre- pero puede haber años de abundantes precipitaciones o de prolongadas sequías. Además, el agua que se acumula de lluvias no es la misma en todas partes, lo que plantea una gran diferencia en cuanto a su disponibilidad.


1 visualización0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page