top of page
277252537_114985341148596_4585047532868599464_n (1).jpg

México y el mundo.

  • Foto del escritorRedacción

En Hidalgo compra de lotes irregulares; sin certeza legal

Hay venta de lotes en Pachuca, Mineral de la Reforma o Tizayuca, pero no tienen los servicios básicos



La venta de lotes en la zonas metropolitanas de Hidalgoes una constante. Se ofrecen en redes sociales, con anuncios en postes de luz, en bardas y volantes que los ofrecen en mensualidades bajas, con enganches de hasta 5 mil pesos.


Delimitados hasta con cal o simples piedras, se venden los aparentes predios, que en el mejor de los casos, sólo tienen un dueño, pero pueden resultar hasta tres, además de carecer de servicios de infraestructura básica e incluso de calles para llegar al sitio.


De acuerdo con la Procuraduría Agraria en la entidad, en las zonas de crecimiento urbano están aumentando sobre ejidos como Pachuquilla, Santa Julia, Venta Prieta, San Antonio El Desmonte, y otros por tratarse de áreas con tierra que eran utilizadas para el campo, pero que ya son aprovechadas para la construcción de vivienda, aunque muchas sin servicios de urbanización y con largos trámites para tener con certeza jurídica.


Tan sólo en Pachuca con ocho ejidos los que están dentro del municipio, las parcelas se llegan a fragmentar para la venta, pero al no contar con los permisos ni servicios, quienes los adquieren son perjudicados.


Peregrinar para lograr la urbanización

“Cada que son elecciones nos prometen servicios básicos, que van a pavimentar o que van a meter el drenaje, pero pasa este tiempo y seguimos igual”, explica la señora Reina, vecina de la colonia La Loma, una zona que fue lotificada a partir del Ejido de Santa Julia, y que aun con el paso de los años carece de infraestructura.


La mujer de 50 años de edad, recuerda que con su esposo compraron el predio porque era muy barato, pero durante años junto con los vecinos han acudido a realizar gestión para introducir los servicios como el agua, el drenaje, que emparejen las calles, el alumbrado público, incluso para que el transporte llegue, pero es todo un peregrinar.

“Es muy complicado vivir así porque hay que tocar puertas, una y otra vez para que nos atiendan la petición e ir calle por calle, para lograr avanzar”, explica.


Sin embargo, considera que no hay otra forma porque comprar en una zona ya urbanizada es prácticamente inalcanzable, más cuando la mayoría de las personas no tienen prestaciones y carece de créditos para comprar casa.


En el municipio de Pachuca es en los ejidos donde mayor crecimiento permea. Al tratarse de asentamientos humanos que fueron fraccionados no todos están regularizados, y el procedimiento lleva tiempo. Sólo el ejido Aquiles Serdán ya están en proceso de regularización total.


Para el procurador agrario se trata de un tema de establecer acuerdos entre el gobierno estatal, el municipio, la Procuraduría agraria y otras instancias para contar con la certeza jurídica de la propiedad y que se pueda ordenar territorialmente la zona y en lo futuro la entidad.


En Hidalgo hay más de mil 159 núcleos agrarios, los que se ubican cercanos a las zonas metropolitanas son los que mayor crecimiento urbano reportan y aunque se observa los lotes a precios sumamente bajos “lo barato sale caro”, en cuanto a la tenencia de la tierra y el poder acceder a la infraestructura básica se refiere.


En Tizayuca se tienen detectados 270 asentamientos irregulares Otra zona que enfrenta una grave problemática por la proliferación de asentamientos humanos irregulares o sin certeza jurídica, es Tizayuca.



Según las autoridades municipales existen un aproximado de 270 predios en estas condiciones.

De acuerdo a cifras del Instituto Municipal de Desarrollo Urbano y Vivienda (IMDUVI), estos 270 predios y polígonos habitacionales que no se encuentran regularizados se ubican principalmente en las colonias El Carmen y Emiliano Zapata.

En estos lugares habitan un aproximado en conjunto de 10 mil familias, mismas que carecen de los servicios básicos como lo son energía eléctrica, drenaje y servicios de agua o pavimentación, entre otros.

Para Jorge Luis Martínez Ángeles, titular del IMDUVI, algunos ex funcionarios se prestaron a una red de negociaciones para permitir la lotificación de parcelas ejidales, sin que contaran con los permisos correspondientes.

Señaló también que los vendedores prometieron a sus compradores que en un largo plazo los asentamientos que se vendieron a bajo precio, contarían con todos los servicios, pero no fue así, pues fueron olvidados.


Para atender la problemática, en julio pasado, el ayuntamiento de Tizayuca y el Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS)firmaron un convenio de colaboración para la gestión y regularización del suelo, con el objetivo de dar certeza jurídica a predios donde hoy viven más de mil familias que habitan en 53 asentamientos informales que son los prioritarios, pero que permitirán a penas el inicio de la atención a la problemática que se dejó crecer por décadas.

Aunado a esto, se destaca que la especulación por el precio de la tierra genera un alto costo, incluso en municipios conurbados a la Pachuca, uno de los principales argumentos de los vendedores de lotes o viviendas es que habría cerca un tren con el cual podrán llegar más rápido a la CDMX de ahí que los costos de viviendas ya urbanizadas llegan a los 3 millones de pesos aunque los lotes sean pequeños.


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page